top of page

DE MAMÁ A TERAPEUTA-MAESTRA DE MI HIJO CON TRASTORNO SENSORIAL Parte 2

Actualizado: 17 feb 2023




Esa primera evaluación fue en pleno confinamiento, se realizó online; previamente me enviaron un listado de juguetes que debía comprar para la evaluación, mi esposo estaba sorprendido porque todo lo que pidieron, ya esta mamá intensa los tenía y venía estimulando a mi hijo con esos mismos materiales.   Gracias a Dios en el  resultado se determinó que Alejandro no padece autismo, durante la valoración mi hijo frente al televisor atendía a todas las órdenes o solicitudes emitidas por la terapeuta evaluadora, ejecutando comandos y atendiendo órdenes para con los juguetes, todo era en inglés y a todo respondió con propiedad, así que fue descartado del supuesto autismo, pero se le determinó una alteración sensorial: Picky Eater (cosquilloso al comer) y adujo que se desenvolvía muy bien con el inglés.

Obtuve suficiente información sobre alteración sensorial, así que de otra de mis colegas y ahora gran amiga Fonoaudióloga...



Recibí orientación para la terapia PROMPT -nunca antes había escuchado sobre esto-, mi hijo resultó ser totalmente compatible para esta metodología y como mi amiga especialista se encuentra en Republica Dominicana, inicialmente la idea era visitarla para recibir ayuda con su problema sensorial y corregir la ingesta de alimentos. Acordamos que mientras utilizábamos un traje Pediasuit –método que entre sus beneficios está el atender un estímulo sensorial profundo en extremidades, del cual soy instructora en Latinoamérica- y ella conocedora de Pediasuit, podría realizar un tratamiento integral: PROMPT + Traje Pediasuit, metodología que ya está impartiendo en su centro con gran éxito entre su población.



Buscamos en EEUU a un profesional experto en metodología PROMPT y en ese proceso encontré a alguien en mi ciudad quien podría hacer esa misma intervención; el lugar muy diferente a los que ya mencioné,  la terapeuta Fonoaudióloga empezó poniéndose guantes y evaluando la parte orofuncional. Me dije: “Jesús, aquí sí saben”, excelente evaluación e intervención de una terapeuta bilingüe, así Alejandro tendría mas integralidad y yo un respiro de absoluta paz.


Muy buenas las terapias, pero solo de 25 minutos, dos veces por semana –un tiempo demasiado corto, tal como ocurre en mi país-, me recomendaron usar un traje sensorial de compresión para la postura y la estimulacion sensorial, mientras ellas hacían su proceso miofuncional en la boca.   Decían las mamás de mis pacientes en Colombia: “Allá debe ser mejor”, “allá es mucho mejor”; no conseguí que a mi hijo le hicieran un proceso intensivo, aquí no hay tutelas -como en Colombia-,

Aquí si no tienes como pagar más, sencillamente no hay más, y cualquier sesión de terapia es muy costosa.


Analizando la forma de pagar por más terapias de manera particular, me salía mas rentable viajar por un par de semanas a otro país para acceder a mis amigas, colegas, expertas y hacer un plan intensivo de trabajo en función de corregir esa disfunción sensorial y conseguir que mi hijo se alimentara debidamente.


Mientras planeaba viajar a donde pudiera recibir apoyo intensivo para mi hijo...


llegó la tal cuarentena que se convirtió en pandemia para cambiar el mundo a una nueva normalidad. Cualquier cambio trae consigo ajustes, desajustes, vulnerabilidades y fortalezas, así que la parte positiva fue abrirnos espacio a la teleterapia o teleconsulta; con ello me convertí en mamá y/o terapeuta- maestra  de mi hijo.  El traje sensorial que me recomendaron en licra, no le hizo a mi hijo realmente nada, más compresión le hacia el traje de baño que ya le quedaba pequeño y quizá le ayudó a regular un poco cuando hacíamos actividad física y pruebas en mesa con texturas. -Les iré compartiendo muchos tips que me funcionaron magníficamente con él-. Utilicé muchas veces con el niño, el traje Pediasuit de mi bodega de terapia, pero como estos trajes los venden y deben ser utilizado exclusivamente por terapeutas certificados, no dejo de pensar en los padres que luchan por sus hijos con condiciones especiales,

Me dije: “Debo aportar una ayuda multifacética para beneficio de los pequeños y sus cuidadores”,



Con los materiales escogidos para el traje sensorial, diseñé uno similar a mi corrector postural con la talla de mi hijo, de suave textura con los refuerzos acondicionados para la funcionalidad correctora y estimulante que se requiere, obteniendo finalmente el prototipo del Kyrios Suit que ahora presenta en su lanzamiento mi modelo Alejo. (Mi hijo y mi modelo se llaman Alejandro)

🔗 Visita nuestro sitio: www.kyriossuit.com

🙌🏼 Con 🧡 Kyrios Suit © la vida se vuelve mucha más fácil y funcional.

52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


REVISA NUESTROS CURSOS Y TUTORIALES
Obtén acceso a tutoriales, charlas y contenido exclusivo.
Inicia la conversación
Sé el primero en publicar en esta categoría.
bottom of page