top of page

¿Qué es el Control Postural?

Actualizado: 3 mar 2023

El control postural es la capacidad de mantener una posición corporal estable y relajada en relación con la gravedad.


¿Qué es el control postural?

El control postural es una habilidad motora que se refiere a la capacidad de mantener el equilibrio y la estabilidad corporal. Esta habilidad se desarrolla a lo largo de la vida y es esencial para realizar actividades diarias como caminar, sentarse, levantarse, etc.

El control postural se logra mediante la coordinación de los músculos y los sistemas sensoriales del cuerpo. Estos sistemas sensoriales incluyen la visión, el oído, el tacto, el equilibrio y la sensación de la posición de los músculos. El control postural también se ve afectado por la edad, el estado de salud, el nivel de actividad física y el entorno.


Los componentes básicos del control postural incluyen la musculatura (músculos), el centro de gravedad, la base de sustentación, el entorno y la tarea, los límites de estabilidad y el tono postural.

El sistema de control postural está formado por varios subsistemas que trabajan juntos para mantener la postura. Los subsistemas más importantes son el sistema vestibular, el sistema visual, el sistema somatosensorial y los sistemas musculares.



El sistema de control postural está formado por varios subsistemas que trabajan juntos para mantener la postura. Los subsistemas más importantes son el sistema vestibular, el sistema visual, el sistema somatosensorial y los sistemas musculares.

El sistema de control postural mantiene la posición del cuerpo en el espacio. Para ello, activa la musculatura, el centro de gravedad, la base de sustentación, el entorno y la tarea, los límites de estabilidad, el tono postural y el tono muscular.


¿Qué es el control postural en sedestación?

El control postural en sedestación se refiere a la habilidad de mantener una postura estable y equilibrada mientras se está sentado. Esto se logra mediante la coordinación de los músculos y los sistemas sensoriales del cuerpo.


Estos sistemas sensoriales incluyen la visión, el oído, el tacto, el equilibrio y la sensación de la posición de los músculos. El control postural en sedestación también se ve afectado por la edad, el estado de salud, el nivel de actividad física y el entorno.


Activación de la musculatura:

Los músculos se activan enviándoles señales desde el sistema nervioso. Esto ocurre cuando un desequilibrio inesperado o una fuerza externa actúan sobre el cuerpo y es necesario responder rápidamente desplazando el peso o moviendo las extremidades de una forma determinada para mantener el equilibrio.


El movimiento de los músculos provoca un cambio en la posición de los huesos que causa un desplazamiento del peso dentro de las articulaciones, lo que crea una torsión en las articulaciones que hace que se muevan en distintas direcciones.


Algunas articulaciones pueden moverse libremente, mientras que otras no pueden hacerlo debido a su estructura, como la articulación esférica (cadera).



Centro de gravedad, ¿Cómo controlar la posición del cuerpo?

El centro de gravedad se encuentra aproximadamente en el 60% del hueso de la pelvis, en el punto más profundo entre los dos huesos de la cadera (cresta ilíaca).


El control postural es mucho más complejo que ser capaz de mantenerse erguido. Aunque los ejercicios de entrenamiento del equilibrio (como ponerse de pie sobre una pierna) pueden ser el componente más utilizado del control postural, el entrenamiento de la postura desempeña un papel considerable en el mantenimiento de una posición corporal óptima.


Basta con observar la frecuencia con la que nuestra vida cotidiana nos obliga a mantenernos agachados cuando estamos sentados o de pie durante largos periodos de tiempo para darnos cuenta de lo importante que es la postura.


Recomendaciones para un buen control postural

  1. Practicar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para mejorar la flexibilidad y la fuerza muscular.

  2. Realizar ejercicios de equilibrio para mejorar la coordinación y el control postural.

  3. Usar una silla ergonómica para mantener una postura correcta.

  4. Realizar descansos regulares para evitar la fatiga muscular.

  5. Evitar la tensión muscular excesiva al realizar actividades.

  6. Establecer una rutina de ejercicios para mejorar el control postural.


Control Postural en pacientes con alteraciones posturales y/o de movimiento, de origen neurológico u ortopédico.


El Control Postural es especialmente importante para los pacientes con alteraciones posturales y/o de movimiento de origen neurológico u ortopédico. Estas afecciones a menudo causan problemas con el equilibrio, el control de la postura y el movimiento.


El control postural apropiado puede ayudar a reducir los síntomas y mejorar la funcionalidad. Mediante el uso de ejercicios específicos y estrategias de manejo, se puede lograr mejorar la estabilidad y la postura y prevenir lesiones adicionales.

También puede contribuir a mejorar la movilidad, la habilidad para realizar tareas diarias y la calidad de vida.


Para conocer más en relación a este tema te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales.


Kyrios Suit - Traje de Control Postural

🎽 Traje para el control postural, propioceptivo y táctil 🤲🏻 Refuerzo, contención y equilibrio 🧡 Vuelve la vida más fácil y funcional


Comentários


REVISA NUESTROS CURSOS Y TUTORIALES
Obtén acceso a tutoriales, charlas y contenido exclusivo.
Inicia la conversación
Sé el primero en publicar en esta categoría.
bottom of page